Blog /

¿Cómo evitar el ‘Síndrome de Corabastos’ en redes sociales?

Nos invitaron a Colombia 4.0, la cumbre de contenidos digitales e industrias creativas más importante del país. Allí, tres enseñanzas nos dejó la charla de Marco Vinicio Corrales, fundador de Borealis, sobre redes sociales:

1. Todo es medible

Medible_1
A la hora de crear, modificar y complementar nuestra estrategia digital, debemos tener en cuenta un paso muy importante: la medición. Medir nos permite analizar cómo se comportan nuestros contenidos, quiénes responden a ellos, cómo responden, en definitiva cómo los ciudadanos interactúan con nosotros en las redes sociales. En ocasiones el día no nos permite detenernos a analizar datos, indicadores y un montón de cifras que sí, toman tiempo, pero son fundamentales. En nuestra planeación debemos destinar un tiempo para extraer métricas, analizarlas y sacar conclusiones, obtener insights que nos permitan afinar nuestra estrategia digital con miras a mejorar la comunicación con los ciudadanos y, por qué no, hacer crecer nuestros indicadores.

2. No caer en el ‘Síndrome de corabastos’

Sindrome corabastos_2
Cuando vamos a una plaza de mercado nos encontramos con un sinfín de puestos que ofrecen lo mismo. En la mayoría de los casos, la diferencia entre uno y otro puesto es simplemente el precio. En redes sociales cada vez hay más y más contenidos, estamos enfrentados a un mar de información y los ciudadanos se sienten como en una “plaza de mercado” donde encuentran contenidos abarrotados. ¿Cómo sobresalir en este panorama? La respuesta es la calidad: los contenidos de calidad, los nuevos formatos, son la clave para que los ciudadanos nos volteen a mirar, nos presten atención en el universo de información que pasa por su timeline. No podemos ser uno más, debemos esforzarnos por generar contenidos que sean útiles, pertinentes y que satisfagan una necesidad de nuestros seguidores.

3. El usuario siempre debe estar en el centro

Cliente_cor

“Los clientes contratan a los productos y servicios para que hagan algo por ellos”

Suena obvio, pero no siempre se tiene en cuenta. Los dos puntos anteriores solo cobran sentido si el objetivo es mejorar nuestra comunicación con los ciudadanos. Si medimos podemos identificar falencias así como cuáles son nuestros fuertes, los contenidos que tienen mayor engagement, a qué responden nuestros seguidores. La medición y evaluación nos permite afinar estrategias que nos lleven a diferenciarnos y a sobresalir en el mar de información en las redes sociales. Y todo ello debe tener como objetivo mejorar la comunicación con los ciudadanos, pues son ellos el centro de la conversación. Así como no debemos dejar que el día día no nos permita medir, también debemos evitar que el trajín nos haga olvidar que más que una fábrica de contenidos, debemos ser solucionadores de necesidades.

Imágenes: Colombia 4.0, Redialab.